Páginas vistas en el último mes

sábado, 29 de abril de 2017

Antonio Escohotado entrevistado en Periodista Digital por Luis Balcarce, publicado el 14 de febrero de 2017.




(Luis Balcarce: ¿qué sintió al terminar el trabajo?) Diecisiete años de trabajo. Sentí un inmenso alivio. Dije, bueno, ahora ya me muero tranquilo, ya está hecho. (Luis Balcarce: si estuvo a punto de tirar la toalla) Tres o cuatro veces, sobre todo en el tomo dos, cuando me empecé a meter con utilitaristas, románticos… Aquello fue como un inmenso piélago. Empecé a descubrir… porque todo son hallazgos imprevistos. Cuando te pones a mirar las cosas de cerca no se parecen prácticamente nada a miradas de lejos. Sobre todo con el sesgo que ha impuesto la ideología o la ideologización. Podría llamarse Historia Intelectual de Europa, que es bastante falsa. (Luis Balcarce: su lugar en la comunidad filosófica española) No lo sé. Me parece que el silencio que rodeó el tomo I y el casi total silencio que rodeó el tomo II, no va a poderse mantener con el tomo III, porque gracias a Internet y a los medios alternativos la actitud de la prensa de difusión nacional se minimiza y empieza a influir una corriente de opinión mucho más de abajo a arriba, mucho más espontánea. A mí me está sorprendiendo la acogida favorable. Llevamos cinco ediciones y está tirando de los otros dos volúmenes. Hemos superado los veinte mil ejemplares. La verdad es que me tiene muy sorprendido la benevolencia de la gente joven hacia mí. Yo esperaba que algunas personas que saben que llevo bastante tiempo dándole al estudio y a la publicación… esperaba de ellos, pero hay una corriente de gente joven que me compromete mucho. Me hace pensar ¡caramba! Estás demasiado viejo para estar a la altura… 

……………………………

La cólera es mucho mayor en el caso de Lenin que en el caso de Stalin. Stalin mata por el convencimiento pragmático de que para estar seguro lo mejor es matar a todos los que no sean donnadies en la película. Pero Lenin realmente lleva puesto el deseo de purificación, de limpieza ideológica y social, que hereda directamente de Marx. Es la coordinación del ánimo romántico de Lenin y Marx con el pragmatismo carnicero de Stalin el que puede producir ese éxito colosal. Porque es un hombre del pueblo, un paleto. Siempre tuvo el complejo de ser poco viajado, hijo de una madre cuya virtud está puesta en entredicho y un padre alcohólico. Era un hombre al que dolía muchísimo el desprecio ajeno. También a Lenin. Lenin se ponía enfermo, con fiebre y dolores reumáticos fuertes, paralizantes, cada vez que alguien le llevaba la contraria.

……………………………

Ninguno de ellos, pero es que esto ya empieza con Marx y con Blanqui, con Babeuf y con Bakunin. Lo curioso de estos abogados del trabajo asalariado, que supone prohibir el trabajo autónomo, porque esa es su constante, prohibir el autónomo… ni uno solo de ellos llegó a cumplir un horario, hacer la tarea prevista, cobrar y así mantenerse. La tragedia de Marx es como sería la de un Jesús al que le dijeran: quédate en la carpintería y ayuda a tu padre. Pero como al parecer Jesús fue célibe, no tuvo hijos. Marx pasó la tragedia espantosa de que por falta de recursos económicos, porque vivía dando sablazos sin parar, hasta que consiguió al final de su vida un legado importante, que le permitió vivir los últimos años en una forma cómoda, pues se le murieron de frío y desnutrición tres criaturas, la última de ellas con más de ocho años… el joven Edgard, que debió de ser una palo terrible. Él cogía al niño y lo mandaba descalzo a pedirle al carnicero o al carbonero que le fiase una vez más, para que le diera pena ver al muchacho engripado y descalzo… 

……………………………

Al releerlos, que los he vuelto a releer con mucho detenimiento, ayudado por el hecho de que tenía los libros ya subrayados y anotados, pues es una gran sorpresa, otra sorpresa más. Decir pero qué tontería es esto y qué inexactitud es aquello. Sin perjuicio de que en el caso de Marcuse hay dos cosas que están muy vigentes. Primero el llamamiento a la ecología, aunque él luego no entendiese bien el proceso ecológico como un proceso impersonal. Lo que distingue a Marcuse y le preserva como figura histórica frente personajes que a mi juicio se han hundido por completo, como Erich Fromm o como Adorno, o incluso Walter Benjamin, a mi juicio muy sobrevalorado, que tiene un par de cosas de mucha finura…  (Luis Balcarce: el arte…) Es lo que le reconozco y le reconozco ese texto3 tan gracioso sobre el turco2, sobre ese juego de ajedrez… Es que había un turco… le llamaban el turco… que era una máquina, que con un juego de espejos parecía que no había nadie debajo de esa máquina y que jugaba al ajedrez con quien fuera. Ese turco ganaba sin parar, ni más ni menos que porque ahí estaba metido Harry Nelson Pillsbury1, el mejor jugador de ajedrez de su tiempo. Es bien sabido que existió un autómata capaz de jugar al ajedrez. Un muñeco vestido de turco se sentaba ante un gran tablero dispuesto sobre una mesa y un sistema de espejos creaba la ilusión de que era transparente por todos lados, aunque un enano jorobado, gran maestro, controlaba las manos del muñeco mediante. Podemos encontrar en filosofía un objeto correspondiente al turco. El muñeco llamado materialismo histórico podrá vencer a cualquier oponente mientras emplee los servicios de la teología (subrayado teología), que como todos sabemos es pequeña y fea y debe mantenerse apartada de la vista… Y yo anoto: es difícil encontrar una intuición más aguda sobre el diamat, el materialismo dialéctico, que es símil del ajedrecista imbatible, precisamente por esconder un teólogo en sus entrañas y nunca sabremos si su crítica de esa ideología se habría prolongado al ebionismo, al pobrismo originario

……………………………

¿Pero qué es lo que una y otra vez recurre? Pues recurre el rencor, recurre el simplismo y recurre la unidad de ambos, que es la huida hacia adelante, que es la forma de combinar una gran rabia, una gran sencillez a la hora de concebir lo complejo... Entonces lo que hay es salir corriendo, pero no hacia atrás… hacia adelante. ¿Pero de dónde viene la discordia? ¿De dónde viene querer arreglar las cosas matando? Lo más originario ahí es Caín. ¿Por qué mata Caín a su hermano? La biblia nos cuenta que le molestaba que Abel sacrificase los animales más sanos y más guapos… y le parecía absurdo... Y yo creo que también a mí me parece absurdo sacrificar a los animales más sanos. Pero de eso a matar a su hermano… Porque eso, cuando le pregunta el padre ¿dónde está tu hermano? Y él contesta: no lo sé. Y los siguiente es desaparecer, sí, pero para reaparecer como aquellos que creen que el mundo va mucho peor que lo que va y la manera de mejorar es una tremenda purga, donde todos los que ahora parece que no son y que les falta, esos van a ser bendecidos con todo y los que tienen, esos serán castigados con el tormento eterno.

……………………………

(Luis Balcarce: que cualquier supermercado hoy es un milagro de la civilización) Totalmente. Un supermercado ahora, o una ferretería… Es asombroso. Durante mucho tiempo la historia universal fue la dialéctica del amo y el siervo. Yo afirmo casi categóricamente que el amo y el siervo se han reconciliado, que no tenemos derecho a plantear como nervio de la historia futura la tensión entre el sometido y el explotador. Lo que tenemos que hacer es desarrollar esa reconciliación de manera que no nos lleve al zoológico, como decía Kojève, y que no nos convirtamos en una especie de rebaño apacentado por la comodidad. Va perdiendo sentido lo fundamental, que es vivir lo que uno quiere y morir y morirse prontito y bien. La idea de que ¡No, no, que yo quiero vivir un año más o un mes más o una hora más! No, no… Por ejemplo, el libro este ya me ha dado la sensación de que he vivido bastante. A mí me encantaría desaparecer en cualquier momento. Por otra parte, como me encuentro bien y quiero mucho a mi familia e incluso las cosas me van mejor que en otros momentos de la vida, me digo ¡no seas loco, Antonio! Pero por debajo está claro que yo ya he hecho lo que tenía que hacer 

……………………………

(Luis Balcarce: el trabajo del filósofo Escohotado: esa deconstrucción de la magia, de la utopía, de lo irreal…) Sí, pero una vez que se descubre el trabajo el hombre empieza a cobrar la dimensión que tenía en el concierto cósmico, en el concierto planetario… y de una u otra forma aparece el terror, el terror primero como dominio del amo sobre el siervo o el temor como venganza del supuesto siervo, porque no es el siervo… es una pandilla de señoritos airados… Y después del terror llega la palabra del perdón, pero se escucha remota y muchas veces en lenguas incomprensibles para quienes les toca oírla. Y ahí estamos…

NOTAS



miércoles, 26 de abril de 2017

Antonio Escohotado entrevistado por P. M. Iglesias Turrión en Otra Vuelta de Tuerka (24/04/2017)


(Historia familiar) El abuelo Vicente, que fue alcalde de El Escorial, que le da carrera a papá, que era un medio vago pero que luego, al final, consiguió hacerla… Pensando siempre en la república independiente de Galapagar, en un poder autónomo del noroeste de la sierra. Medio tontería, pero no tan tontería. Basada en un orgullo local que no es simplemente abstracto. Que se basa en hechos concretos. El hecho de que Isabel II condenase a muerte a mi bisabuelo es honroso. (Infancia en Brasil) Peor aún siendo hijo único. No quiero ni imaginar el coñazo que di a mis padres, la paciencia que tuvieron que tener conmigo. Tenía una cuidadora llamada Yuana, que era bellísima, y me vine virgen… Y la cuidadora tenía como seis años más que yo… Pero me vine virgen, como esas taras del destino. Eso me influiría mucho y me convertiría en un obseso de lo contrario, para vengar lo que no había pasado en aquel mundo del carnaval y del trópico. Y además caí aquí, en la meseta nacional-católica. Me ponían los curas el carrillo, con una halitosis espantosa, diciendo: dime hijo, ¿has pecado contra ti mismo? Y ese tipo de cosas, que uno pensaba meter un sapo en el sagrario, que era la única forma de reaccionar… Alguien dice que fui culpable de eso… Nunca se ha comprobado. Vivíamos en Copacabana, avenida Atlántica, que es precisamente enfrente de la playa, en unas zonas donde el mar es menos duro, frente el fuerte de Copacabana, que corta un poco la entrada del mar. Aquello era una locura. Todos los días bañarse, todos los días olas, todos los días jugar al surf de cuerpo, y la caída aquí fue terrorífica. A pesar de todo seguía siendo hijo único. Mi padre y mi madre seguían deparándome un afecto in-compartido y a mí me dio aquella locura de leerme los libros más incómodos de mis padres, los que mis padres decían ¡qué rollo es ese! Y así acabé como he acabado. (El partido comunista) A través de Pradera. Yo entré en el partido a través de Pradera, que siempre fue buen amigo y siempre me cuidó mucho. Lo que pasa es que ¿qué era el partido entonces? Para nosotros el partido era una célula de la FUDE, que estaba dominada por el partido y una célula del partido, y repartir Mundo Obrero, Nuestra Bandera, etc., y, si podíamos, tirarle un ladrillazo a la guardia civil. Te jugabas la vida. Si te cogían mal te fusilaban y a aguantarse. (¿Era un “esteticista”?) Sí, sí, era Heidegger y todo esto o Marcuse, estaba muy mal visto. Mi primo, que tanto quiero, que vive todavía, José Luis Escohotado, que me lleva cinco o seis años, me decía Antonio, por Dios, esto es inconveniente… este momento… está muy bien lo de Marcuse, es inoportuno, porque con tantas presiones que tiene la Unión Soviética. (Ingresar en el Vietcong) Bueno, porque la mili me había vuelto loco. Pude declarar que era (soy) daltónico, pero en la mili no lo hice; fue el mayor error de mi vida. Eso me convirtió en un ser colérico, indignado, dispuesto a disparar por la indignación que me producía ¡a la orden, a la orden! Todo eso que no podía aguantar de ninguna de las maneras… Pero creo que si a ti te toca una circunstancia como que todos los días, alevosamente, súper-fortalezas volantes están lanzando napalm sobre un pueblo inocente, algo hay que hacer, eso no se puede consentir… Llega un momento en que con tres o cuatro amigos de la mili nos fuimos al consulado de Vietnam y nos dijo el tío si nos dan pasta fenomenal, pero ya tenemos miles al año, sobre todo norteamericanos, pero es que ni uno sólo sobrevive en la selva. Se lo agradecemos mucho y, eso sí, todo lo que tengan de efectivo déjenlo aquí. (Estudia filosofía… derecho…) Filosofía… porque filosofía estaba dominada por neo-tomistas, neo-marxistas y neo-formalistas del lenguaje wittgensteinianos y todo eso para mí era espantoso. Lo más tolerable era el neo-marxismo, pero tampoco daban realmente neo-marxismo; era marxismo tipo Sacristán, línea Lukács, Lukács- Korsch, y todo era lo mismo. Era decir que al fin marxismo había redescubierto la secta como institución científica y que esa uniformidad y esa homogeneidad necesaria, esa cohesión, que diría el historiador árabe, la asabiyya, esa cohesión necesaria para un grupo se había conseguido al fin a través del Partido. El Partido es la secta hecha científica. Todo aquello me sonaba bastante a fastidioso, pero no te quiero decir cómo me sonaba el neo-tomismo o el neo-positivismo. De modo que fui viviendo la vida, empezaron a aparecer las drogas, empezaron a aparecer los grupos políticos como las Brigadas Rojas, la ETA, el FRAP… Todo aquello era enormemente atractivo. Ahora me da una vergüenza que te puedes imaginar. Me habría suicidado si me hubiera metido en algún asunto de estos de verdad y hubiese forzado la vida de alguien. Pero por fortuna todo se quedó en una especie de mezcla de tontería… (La hegemonía estética de la época…) Era lo que dominaba. El sexo en la RAF, que es una institución completamente comunista… Desde el libro de Weber a los libros de Reich, los libros de Simone de Beauvoir… (El Marat-Sade de Peter Weiss) Lo hace aquí Marsillach con un éxito multitudinario y la policía… Porque es que además la genta seguía, ya desde los años treinta, mirando hacia otra parte de lo que estaba pasando realmente en la Unión Soviética, porque eso no se podía realmente tocar. Era demasiado espantoso y entonces se nos olvidaba y nos concentrábamos en eso, en el amor libre y que el amor libre era también una superación del patriarcado, era la vuelta al matriarcado que había indicado Engels leyendo el libro de Morgan, que a su vez se basaba en el libro de Bachofen; todas las especulaciones con que con la propiedad privada la mujer resultó oprimida… No es tan seguro, pero bueno, se non è vero, è ben trovato. (El Instituto de Crédito Oficial) Una experiencia muy interesante. Yo creo que contribuyó bastante al desarrollo del país, porque la empresa estaba muy fragmentada y había unos impuestos muy inequitativos, de modo que el decreto ley del Plan de Desarrollo, que fue en 1958, determinó que la fusión y la concentración de empresas tenía una desgravación fiscal de hasta el noventa y nueve por ciento. Y allí, en mi despacho, es donde finalmente lo determinábamos; presentábamos un informe de Comercio, otro de Industria, otro de la Presidencia, pero finalmente aquello dependía de nosotros… y el jefe no era yo, era un abogado del Estado, que estaba más vendido que yo qué sé… pero creo que de ahí salieron muchas unidades, muchas entidades que ahora siguen existiendo y que han dado empleo y han dado solidez a la peseta, que se ha convertido en euro… No me arrepiento de aquel trabajo. (La marcha a Ibiza) Tenía una mujer buena persona que se dejó convencer y dije ¡vamos a vivir aventuras! No basta con esto. Esto además tenía la posibilidad la excedencia, que pedí. Luego se me olvidó lo de la excedencia y se acabó el plazo. En principio era también la forma de aplacar a mamá, papá ya había muerto… Aplacar a mamá y decirle ¡mamá, no te preocupes, soy un loco, pero no tanto! Puedo volver a ingresar y tener lo mismo, no te preocupes… Y nos fuimos para allá a vivir aventuras. La aventuras eran eso: vivir de traducir, hacer la revolución sexual, demostrar que podíamos vivir de lo que los demás tiraban y dar un ejemplo concreto de una vida ecológicamente correcta. (El ambiente de Ibiza y los hippies en los años 1970) Todos éramos comunistas, o españoles o de otros países, pero todos éramos comunistas drop out del comunismo. Todos estábamos ya claramente horrorizados, no ya ante Stalin, sino ante lo que tocaba entonces, Brézhnev… Allí es donde nos desbravamos. Allí es donde nos dimos cuenta de que el ejemplo de la planificación central era demencial. De alguna manera nos dimos cuenta por nuestras propias vidas. Cómo fuimos saliendo cada cual adelante, cada cual con lo suyo, muchas veces fuera de la ley. Nos dimos cuenta de que lo de la mano invisible de Smith tenía bastante más fundamento de lo que le habíamos dado. Que la parte de lo inconsciente en las acciones humanas es mucho mayor de lo que pensamos. Que un bloque de hielo tiene un diez por ciento de visibilidad y nueve partes de invisibilidad. Así nos dimos cuenta de que vivir y dejar vivir era mucho mejor que vivir dando lecciones a los demás, que es lo que estábamos haciendo. (La discoteca Amnesia) Lo estoy contando en la revista Cáñamo, en la que me han dado cancha. Es bastante detallado. La gracia es el detalle y el engranaje de los detalles, pero en general es que me doy cuenta de que somos suficientes freakoners como para tener un sitio nuestro, que eso se podía autofinanciar y que sería incluso un foco de irradiación magnético para el resto… Yo no quería tirar lo que me había quedado de la herencia de mamá, que era un piso en la calle Génova, y abrimos aquello. Inmediatamente nos encontramos con la tostada verdadera, que era que la policía y los corso-marselleses veían que ese espacio era suyo y meterse ahí no era correcto y que pronto o tarde lo mejor que te podía pasar era no morir. (La cárcel) Me encantó. Fueron unas vacaciones humildes… ¡Fenomenal! Siempre que pidas aislamiento y tengas el coraje del aislamiento, son vacaciones humildes pero pagadas y maravillosamente rentables. A mí me vino fenomenal. Yo entré con un par de maletas de fichas sobre el asunto de las drogas y salí con Historia de las drogas redactada, y estamos hablando de un libro de mil quinientas páginas, no dos castañas. Cuando salí el director de la cárcel me dijo francamente, usted es el caso de reinserción social más destacado que he visto. Digo sí, gracias, gracias don Vicente.
……………………………
(Drogas, magia, religiones) Las religiones paganas, sobre todo algunas de tipo mistérico, Los Misterios de Eleusis, las Bacanales, los misterios de Serapis, de Áttis, etc., etc., se basan en una comunión con un fármaco muy poderoso, son una experiencia enteogénica. Cuando vinieron los monoteísmos la sustituyeron por una comunión puramente formal, un acto de fe. Entonces la gente dijo oiga, su medicina se ha estropeado, a nosotros a veces nos pasa también porque no recolectamos lo bastante a menudo… Eso era la muerte, por supuesto. Cuando la comunión se convirtió nada más que en obedezco el tipo de construcción del mundo que tú me has enseñado, la promesa enteogénica se traicionó y fue necesaria una larguísima etapa, de la cual no hemos salido, donde se persigue toda relación mística directa del individuo con la Naturaleza. Por otra parte seguimos diciendo paraísos artificiales de las drogas, pero digo ¡imbécil! ¿Hay algo más natural que la química? ¡Es de broma llamar a eso artificial! Y ahí seguimos. Ahí estamos viendo a personas que están muriendo con dolores atroces y que no van a durar más de seis o siete días y les ofreces heroína o algo comparable y dice: no quiero hacerme dependiente. Pero eso son mil, dos mil años de adoctrinamiento monoteísta, que han conseguido que esa persona llegue a tener una formación de tipo lógico absolutamente delirante. No hay lógica. La relación entre lo universal, lo particular y lo singular ha desaparecido. Es puro disparate. (Las brujas) Es la inmanencia. Lo que no toleran los monoteísmos es la inmanencia. Dios tiene que estar muy lejos, muy lejos, totalmente incorpóreo, no tener nada de Naturaleza, solamente mandar. Nosotros tenemos que ser una plasta mandada todos, nada más que pasiva, dominada por el principio de inercia. Esta es la gran representación. La bruja la rompe en el sentido de que la bruja es, por una parte, una pobre anciana que vende ungüentos y preparaciones médicas, pero por otra parte, muchas veces, es una jovencita muy apetecible que lo que está haciendo es intentar moverse ascendentemente en una estructura de estamentos que no lo permite, porque el estamento es que donde naces, mueres. Se persigue a las brujas pero, con eso, se persigue el erotismo, se persigue la desviación sexual… (Drogas legales e ilegales) Se distingue de forma puramente artificiosa. Lo que hoy se estudia en medicina como farmacología clínica es teología dogmática. Así, directamente. Del alcohol te lo cuentan de una forma objetiva, pero al entrar en la morfina ya no te hablan de la molécula o de los efectos reales en el cuerpo; ya te están hablando de que crea dependencia, de que produce una euforia artificial… Y tú dices ¿pero por qué con esta sí y con aquella no? Es una tontería. Imagina a la hora de estudiar los elementos químicos, la serie de Mendeléyev, que dijera bueno, sí, hasta el antimonio bien, pero desde el antimonio fu. ¿Pero qué es esto? Es como un distrito de distorsiones psicóticas legitimadas. (Morfina, heroína, cocaína…) El descubrimiento de los alcaloides. De las plantas se pasa a los principios activos de las plantas. Eso se puede trasladar, se puede almacenar, se puede distribuir con una ventaja mil veces superior a la que tenías con los principios activos de tipo botánico y esa es la gran obra de la química de síntesis, que comienza a mediados del siglo XVIII. Es un cambio enorme. Yo no creo que esté tanto relacionado con el capitalismo como con el desarrollo de la química, que experimenta un salto cuántico. Porque teníamos al químico Boyle, que era un contemporáneo de Newton, pero eso son bromas en comparación con lo que empieza a suceder al descubrir los cuerpos anhidros, que son los ácidos carentes totalmente de agua, unas materias de una voracidad, de una actividad casi mitológica. Tú pones una gota ahí y, como es anhidro, todo lo que haya de agua en la habitación se lo va a llevar ¿qué esto? Esto es peor que una furia griega. Esto es un monstruo… Eso no se descubre hasta recientemente. (La dimensión militar de las drogas) Las anfetas para la aviación, básico. “Las anfetas ganan la batalla de Londres”, titulan el Saturday Evening Post en el Daily Mail, no sé qué periódicos… en gran titular a primera página. Y es cierto. Había pocos pilotos. Muchos morían. Fíjate las condiciones climatológicas inglesas. Niebla y más niebla y temporal y más temporal. Se mataban muchos y había que tener a los pocos que sobrevivían trabajando veinticuatro y treinta y seis seguidas. A dispararse, que no son tampoco castañas. (El LSD en el siglo XX) Es como resetearte a cero el sistema nervioso. Me contaba un gran amigo, Jonathan Ott, el hombre que más sabe en el mundo de drogas: yo cuando me tomé mi primer ácido estaba en un coche y, de repente, empecé a pensar sobre “coche”, y “coche” se descompuso en “c-o-ch-e”, y entonces empecé a atender a la “c” y digo ¿qué es “c”?, y entonces ya estabas fuera de la película. Todo lo que habías aprendido había desaparecido, tenías que empezar de nuevo. Lo habitual en esos casos es tener un ataque de terror, buscarte a ti mismo, empezar a pensar que está loco… como estás loco piensas que vas a morir y luego te das cuenta que no, que eres un farsante… lo que pasa es que el fármaco te ha resucitado, te ha obligado a volver sobre los fundamentos de ti mismo y vas a resucitar renacido, salvo que seas un loco. Si eres realmente un psicótico, que es una proporción de un tres por mil de la humanidad, aproximadamente… yo creo que eso no ha cambiado… entonces vas a decir ¡ah! Esto es lo de siempre. No te va a hacer efecto. (Droga y exclusión social) Yo estuve con Eloy de la Iglesia en un programa de la tele y él coincidió con lo que yo le decía. Pero Eloy no es anterior al victimismo, a la actitud que expresan Billie Holiday, William Burroughs, el gran trompetista Charlie Parker, creador del bebop, John Coltrane: no te acerques, porque es tan bueno… si tomas heroína siempre estás enganchado… Antes de que haya cualquier tipo de utilización política del caballo hay ese mito primordial del álgebra de la necesidad que lanza Burroughs o que, incluso, proviene de Aleister Crowley, ese mago extraño que fue tan importante… La coartada… ¿Qué más quieren las personas que no encuentran su sitio en la vida, que una coartada que les permita decir no, si yo no quería, pero pasó por allí un polvito y entonces ya me colgué para siempre? Esto es muchísimo más fuerte que si el FBI reparte caballo a los negros en Nueva York para frenar a Malcolm X o que a la guardia civil se le ocurra distribuir caballo en el País Vasco. De esto segundo tengo mis dudas, porque no creo que haya pruebas categóricas, pero lo primero es evidente. Si tú repartes una coartada las gentes la cogen de forma directamente proporcional a lo desorientados que estén en la existencia, a lo perdidos que estén en la vida. A mí me da vergüenza. A veces voy a los barrios gitanos de las ciudades donde se vende y veo a las personas balbuceando… Yo he pasado muchas épocas de experimentación con ese mismo fármaco que tú tomas y yo no me he puesto así… de modo que ¿por qué tú? Se enfadan, claro, pero la verdad se defiende sola. La verdad es la realidad de las cosas. Todo lo que sea victimismo en esta materia es contraproducente y retrasa el cambio necesario. No podemos seguir teniendo ese arsenal maravilloso de fármacos psicoactivos que la química ha puesto a nuestra disposición y comportándonos como necios, como unas personas que están en un almacén pirotécnico y no saben que aquello puede estallar ni saben cómo hacer funcionar cada cohete. Hay que aprenderlo. Me da la sensación de tú estás de acuerdo conmigo ¿o no? (¿Qué habría que hacer con las drogas?) Derogar la prohibición, igual que se derogó la Ley Seca. Derogar la prohibición. Por supuesto, combinarlo con una actividad enérgica de información de los poderes públicos, pero es que ya están los materiales de información. Cuando yo publiqué Aprendiendo de las drogas, que creo que lleva veintiséis ediciones y es mi principal best seller, estuvo a punto de entrar en bachillerato en lugar de Ética para Amador, de Fernando, pero se quedó fuera. Yo estoy seguro que explicas a los adolescentes de bachillerato de qué va el rollo y lo entienden mucho mejor que si viene un guardia civil o un cura a contarles tres películas falsas. Hay que derogar la prohibición. Hay que tener los cojones de derogar la prohibición, porque es evidente que si queríamos que hubiera menos usuarios, hay más, si queríamos que hubiera menos distribución, hay más, si queríamos que la adulteración y el precio se sobrepusiesen al deseo de las personas, no lo hemos conseguido… las drogas bajan de precio o se mantienen en el mismo, mientras sube lo demás… Es ridículo el fracaso de la prohibición, pero hay empresas que fracasan triunfando y triunfan fracasando y estas es una de ellas. Como la Cruzada de los Niños o la Cruzada del Santo Sepulcro. ¿Vas a recobrar el Santo Sepulcro? Lo abres y encuentras algo y se acabó la fe, porque a ti te han dicho que este señor resucitó. En cuanto encuentres un residuo orgánico aquí dentro vas a tener un problema gordo ¿eh? ¿Por qué demonios mandas miles de hombres, matándote con los otros, a buscar…? (Dimensión militar y financiera del tráfico de drogas) Eso viene luego. Primero lo prohíbes y luego, como consecuencia indeseada, pasa lo que pasa. Decía Hirschman: las consecuencias no pretendidas de la acción. Ahora sí se puede decir. En Méjico hay tales intereses. Es un Narco-estado y lo han sido más de treinta.
……………………………
 (La tesis de Los enemigos del comercio… innovación tecnológica… pacificación social) Espera, ambas cosas son ciertas, pero el libro no tiene tesis. Yo escribí el libro, como aclaro muy bien en cada prólogo de cada uno de los volúmenes, intentando saber algo, porque es que no sabía nada. Yo he detestado el comercio, sincera y honradamente. Con toda mi alma he detestado el comercio… Hasta que empecé a darme cuenta de que había relaciones voluntarias e involuntarias. La primera involuntaria es haber nacido donde has nacido, tener el padre y la madre que tienes; la segunda, pues el municipio; la tercera, el país; la cuarta, la religión donde te toca… Todo eso es involuntario. El comercio introduce una cancha de relaciones voluntarias aprovechando el aparato que se puede llamar "derecho contractual", que es una cosa que viene con el civismo, el derecho civil es civismo. Y con ese mundo voluntario emergen una serie de cosas que se habían mantenido tapadas, pero mis libros no tienen tesis. Se han ido descubriendo las cosas sobre la marcha. Lo que pude descubrir es que estaba equivocado en todo. Lo que yo pensaba de Grecia, lo que yo pensaba de Roma y de todo lo demás. En cuanto me ponía a hacer coordenadas económico-sociológicas, estético-jurídicas, estaba desbarrando. Por ejemplo no me di cuenta de que el mundo antiguo se hundió porque creyó que la esclavitud era buen negocio. Por cierto que lo pensó igual Stalin. Es decir, que convertir a una población en esclavos y someterla a un reclutamiento industrial obligatorio, que es como lo llama Lenin, que eso era buen negocio y que, a partir de ahí, conseguirías tener un país próspero y que la gente tuviese lo que tenía que tener. (Rechazo irracional al comercio… comunismo y marxismo) Empieza con los esenios, es una interpretación del séptimo mandamiento, que dice “no robarás”… no, “no practicarás el comercio”. Ese es un grupo particular, los esenios son una secta, las otras son los saduceos y los fariseos y esto fue muy despacito. Pero vino un señor genial, al que todavía admiramos, que en el Sermón de la Montaña dice: benditos sean los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino… Esto, poquito a poquito, te va a dar una Edad Media, sobre todo una Alta Edad Media que es completamente anti-comercial, donde incluso la palabra comercio, la palabra lucro, la palabra comerciante, la palabra negotiator desaparece. (Que Marx hizo el elogio del capitalismo…) Y recuérdalo cuando se explota la buba aquella del cuello y dice por este pus que ha saltado hasta el espejo pagará la burguesía con su vida para siempre. ¿Qué relación extraña tiene la vida personal de este señor con sus ideas? ¿A dónde van sus ideas? ¿Qué es esto de la plusvalía? ¿Es cuantificable la plusvalía? ¿Realmente puedes decir que el coste que te pone el crédito y el coste del empresario que saca adelante el negocio, de eso puedes prescindir? ¡Pues lo intentaron! Lo intentaron ochenta años… ¿Y qué salió? Sabemos muy bien lo que salió. (Lo que salió no fue bonito, pero...) No, no fue bonito. Fue el hambre. (Que la clave del valor es el trabajo…) Pero es que es una tesis delirante y yo le dedico en el tomo II casi ochenta páginas. No es ya Ricardo. Es Owen, la bondad de Owen, que quiere ante todo mejorar a las clases obreras, la que interpreta que no, sobro yo… Porque Owen es el primer empresario que tiene una empresa con tres mil hombres, que antes los gremios tenían un límite de siete. Pasar de siete a tres mil, eso lo hace Owen y, sin embargo Owen dice yo sobro, y también sobra Dale, mi yerno, que es el banquero, sobramos y entonces el precio será el justo y el producto, como no lo grabamos ni el banquero ni yo, será el justo. Y tú dices estás muy equivocado. Por ese mismo criterio, pintar la caseta del perro sería cien veces más caro que comprar una paloma de Picasso. Y resulta que no es verdad. Los libros de El Tostado no valen lo mismo que los libros de Cervantes. La teoría de que el valor se vincula con las horas del trabajo pura y simplemente es un dislate. Renuncia a ella. Está bien porque cumple el deseo del alma: decir, sería lo justo. Pero te olvidas de dos factores productivos, como el empresario y el financiador que, amigo mío, si tú no das un agio, un premio por ahorrar ¿por qué unos van a ahorrar y otros no? ¿Cómo te vas a encontrar con un efectivo, tanto en forma de técnicas como en forma de cash, si tú no premias eso? ¿Es que todos somos santos? ¿Todos somos seres generosos y no pensamos más que en los demás? (En nombre del comunismo se han llevado a cabo monstruosidades...) Las mayores de toda la historia. (Creo que se podría discutir eso) Yo me temo que después de los tres volúmenes no. (El capitalismo es indisociable de la colonización) No es cierto tampoco, perdona que te diga. Los americanos, que es el país al que se considera imperialista, tuvieron la más horrible, espantosa y demoledora guerra con la gran potencia de su tiempo, que era Inglaterra. Lo que los americanos quieren es tener puestos comerciales por el mundo, pero no colonias. En cambio Rusia, que siempre ha tenido colonias y que ha vivido de eso y de la expansión para controlar el oro interno… ¡Ah! ¡Pero ahora he conquistado Bielorrusia! ¡Ah, pero ahora he conquistado…! Se dice que es imperialista al que es antiimperialista por naturaleza. Los americanos odian las colonias. Acuérdate del texto fundacional de Washington al despedirse, dice por Dios, recuerden que somos aislacionistas. Que no queremos nunca establecer pactos… El primer pacto es la OTAN, en doscientos años. ¿Quién acaba con la esclavitud? Pues precisamente el gobierno inglés, pagado por los dos judíos, Rothschild y Montefiore, que pusieron los veinte millones de libras necesarios para indemnizar a los propietarios de plantaciones y decir se acabó la esclavitud. Si se compara con las rebeliones de Espartaco, etcétera, que fueron aplacadas por la resignación de Cristo… Eso es lo que funciona de verdad para que el esclavo romano no se alzase y tuviera que estar durmiendo encadenado, como cuenta Plinio el Viejo. (Que si Toussaint Louverture) Y por eso está Haití donde está. El atroz genocidio que consumaron, de gente que no era negra… pues así Haití se quedó… Y tú vas a la República Dominicana y ves que aquello es verde y de repente, llegas a una frontera y aquello es desierto; eso es Haití, eso es Toussaint Louverture. (Y dale con Toussaint Louverture) Claro que es por eso, porque decidieron matar a indios, mulatos y blancos… eso no se perdona; ojalá la historia lo olvide y vuelvan a ser los haitianos como los del resto de la Tierra; por ahora no lo son. Son el pueblo más pobre del planeta y el más castigado por la insolidaridad y el olvido. El sistema político que menos medios coactivos utiliza de todos los recordados en la costra terrestre, que es mucho, es el capitalismo, porque se basa en el interés en vez de basarse en la obligación. (El único país que ha utilizado armas nucleares fue EEUU) Truman lo explicó y los propios japoneses lo han reconocido. Los japoneses son el país del mundo, después de Taiwan, que más admiración tiene por los americanos, como sabes. Los aman. Consideran que el modelo americano es bueno. Tanto Hirohito como MacArthur como Truman, que son los tres grandes actores de aquel momento, lo dicen. Dice Hirohito si llegamos a resistir no hubieran muerto los doscientos mil que murieron por las bombas nucleares, hubieran muerto dos millones, incluyendo doscientos mil americanos. Porque no se rendían. Nosotros habíamos dado órdenes de defenderse con arma blanca cuando se acabasen los explosivos y las armas de fuego… Entonces ¿qué esperar? ¿Dos años más de penetrar con las tropas? (Dos bombas nucleares…) Es evidente que las bombas nucleares son las que han mantenido la paz ochenta o setenta años hasta ahora. Sin bombas nucleares, la paz no se habría mantenido porque nunca hemos tenido hasta ahora un período en la historia universal… (Es posible…) No, no es posible. Es la puta verdad. (Sigue con las armas nucleares) Si, vale, es una monstruosidad. Y agua derramada… ¿Qué hacemos con el agua derramada? (Que todos han cometido monstruosidades) No, pero nada comparable a lo que ha sucedido con los grandes saltos adelante, como tú mismo sabes. Así, comprimidas en el tiempo, las salvajadas más brutales y encima las hipocresías y las mentiras más fuertes, porque en vez de saltar hacia adelante lo que hacían es huir de manera vergonzosa… (El nazismo, cómplice del capitalismo) Te acordarás que el primer año y medio de la guerra la hacen juntos la Unión Soviética y Hitler. Desde 1939 hasta 1941… la guerra la declaran los ingleses, los franceses ¿a quién? No a Hitler. A Hitler y a Stalin, porque juntos han invadido Polonia y ésa es la causa de la guerra. ¿Tú ves alguna seria diferencia entre bolcheviques y nazis? () ¿Cuál? (Muchas diferencias) ¿Cuál? (Para empezar que hubo unos que le ganaron la guerra a los otros) No, no. De principios. (¿Ideológicas? Todas las del mundo. ¿De proyecto económico? Todos los del mundo…) Pero Hitler es el primero que dice que no hay propiedad y que lo primero es establecer la raza, pero después hay que acabar con la propiedad. Hitler es socialista, ¿o no lo reconoces? (A los primeros que elimina Hitler es a los comunistas alemanes) ¿Pero quién les pone eso delante? Es Stalin el que le dice a Thälmann pacta con Hitler, pacta con Hitler*, que desde el veinticinco… Los estatutos de la Gestapo se calcan de los estatutos del KGB, como sabes. Göring es un ferviente partidario de Dzerzhinski, el creador de la checa… Estos son hechos establecidos, indiscutibles y además se pueden cotejar los estatutos. Willi Münzenberg, el magnate rojo que acaba siendo asesinado por Stalin en un bosque de Francia… El bolchevismo, como no tuvo el milagro alemán que permitió a Goebbels repartir radios y Volkswagen y vacaciones pagadas, como hicieron desde el 1933 hasta el 1938 los nazis, hasta que ya les abrumó el gasto militar y entonces empezaron a pasar hambre, igual que los bolcheviques… Pues entonces la diferencia entre la propaganda roja y la propaganda nazi era que unos no tenían más cosas que ofrecer y los otros, sin embargo, tenían todo el espíritu, toda la moral, todo el sentido de la humanidad a su favor, y decir nosotros somos humanistas, vosotros sois unos salvajes racistas… Ahora, por socialistas ¡ninguna diferencia! Los dos eran socialistas. Hitler estaba contra la propiedad privada tan claramente como… (Pero Hitler protegió a las grandes empresas) Claro, para sacar adelante su guerra, su victoria y su no sé cuantos... Pero en el Mein Kampf lo dice clarísimo: primero hacemos lo de la raza y el triunfo y luego hacemos lo de la propiedad. Léase el Mein Kampf. (Pero los grandes propietarios alemanes apoyaron a los nazis) No, los grandes propietarios se fueron la mayoría. No, no es cierto. En todo eso yo estaba equivocado hasta que me puse a investigarlo. Estaba equivocado. Me había acogido al tópico dominante, y me había dejado llevar… Acuérdate de la resistencia alemana. Yo le dedico un capítulo a la resistencia alemana, anti-hitlerianos, anti-nazis… son gentes de alto nivel, de máximo nivel… y teólogos.
……………………………
Tú te callas cuando yo voy a decir algo y yo me callo cuando tú vas a decir algo. Esto es educación. Esto es cordura. No vamos a ninguna parte si no adopta esta actitud.
(Preguntas y respuestas)
(Sigmund Freud) Maestro
(Ortega) Maestro
(Aldous Huxley) Interesante, inteligente escritor
(Orwell) Guía
(Pablo Escobar) Uh… Precursor
(Referente filosófico) Hegel
(Referente político) Peel el Joven
(Un libro) Lecciones sobre la filosofía de la historia universal
(Una película) El hombre tranquilo
(Una canción) Dont Think Twice, It's All Right

(Brindis) Por la reconciliación. Guerrilla de la Concordia.


* “El lunes 20 de julio de 1931, Münzenberg se reunió con Neumann, que quería verle urgentemente en el café Bauer, en Postdamer Platz. Éste le enseñó un telegrama de la Komintern ordenando a la dirección del Partido alemán participar en el plebiscito de los nacionalsocialistas contra el Gobierno prusiano. La razón que daba Moscú era que el KPD debía participar en campañas extraparlamentarias masivas… Münzenberg consideraba esa decisión una locura y se negó categóricamente a cumplir la petición de Neumman de divulgarla en sus periódicos… una cosa era luchar contra la dirección del SPD y otra muy diferente hacer frente común en contra de esta con el enemigo mortal de la clase obrera… Stalin quería evitar a toda costa la guerra entre los comunistas y los nacionalsocialistas. Quería una Alemania estable, incluso si era gobernada de forma dictatorial por la derecha.” (Babette Gross, Willi Munzenberg: una biografía política, p. 298. Vitoria-Gasteiz, 2007)

lunes, 24 de abril de 2017

La biblioteca de Antonio Escohotado. Conversación con Nuria Richart para LDcultura (Libertad Digital Cultura) publicada en junio, julio y agosto de 2016.



Sí, yo sé quiénes son esos. Pobre gente. Ellos creen que el mundo va a estar mejor haciendo que personas que trabajan, como tú o como yo, sean gravadas para que puedan seguir sin trabajar las personas como ellos. Quieren hacer un desplazamiento de la renta de manera que se generalice un ciudadano subvencionado por el Estado desde el nacimiento hasta la muerte. Y dices, bueno, eso está muy bien, pero tenga en consideración que el país tiene una enorme deuda exterior, que hay que pagarla todos los meses. ¿Cómo va usted a pagar la deuda, si en vez de crear fuentes de ingresos, va a provocar una fuga inmediata de capital y de personas a otra parte? ¿Cómo va a pagar? No. Pensar según la consecuencia tercera no pertenece a este tipo de personas. Se conforman con la primera premisa. Llegar a la segunda, a la tercera o a la cuarta premisa es demasiado; produce humo en sus limitadas cabezas. (Y que tantas personas le compren ese discurso…) Esas personas le compran ese discurso porque la mayoría son hijos de familias empobrecidas por el crac del 2008. ¿Quiénes son los empobrecidos por el crac del 2008? Básicamente gente que quiso ser muy lista y aprovechándose de las hipotecas baratas comprarse tres y cuatro casas. Esos fueron castigados como el del timo de la estampita, porque el timo de la estampita tiene como característica que está el timador, pero el verdadero timador es el timado, que es el que cree aprovecharse de un idiota que le enseña un fajo de billetes y piensa ¡jo! Ahí tiene que haber un millón… Y le da los diez mil que lleva en el bolsillo y luego, claro, le timan. Esto es exactamente el timo de la estampita de esos hijos de familia que el 2008 iban de millonarios y luego llevan ocho años de pordioseros… Yo diría que eso es un treinta por ciento de sus votos. Y luego están todas las demás personas que no han encontrado su vocación, que no saben hacer ningún trabajo con alegría y que lo mejor que pueden tener es que, simplemente por existir, les paguen un dinero. Fíjate que los suizos, el país más rico de la Tierra acaban de votar el setenta y ocho por ciento en contra del salario social. Setenta y ocho por ciento de la población dice ¡no! Esto daría lugar a un país de indolentes, de incapaces, hundiría el prestigio internacional de Suiza… ¡de ninguna manera! ¿Cómo se les ha ocurrido eso? En cambio al de Grecia o a este genial administrador de la economía, el señor Maduro, o la señora Kirchner, otra genial administradora de la hacienda pública, se les ha ocurrido coger y a esto millones y millones de gente joven, que están un poco corrompidos por la opulencia, por la gran cantidad de cosas que hay ahora, que ni se parece a la que había cien años antes… Cien años antes es que no había nada. Los españoles eran un pueblo esmirriado que median diez centímetros menos y tenían los huesos delgaditos como un pigmeo del Kalahari… Y sin embargo los podemitas y sus equivalentes, el señor Maduro y el señor que está en Grecia, dicen ¡que el mundo está peor que nunca! ¡Qué el mundo va fatal! ¡Que qué horror! Y tú dice, el mundo irá sin duda fatal siempre que a ustedes les voten y ustedes manden en algo, porque lo primero que han hecho es no estudiar y hasta que no estudien ustedes, créanme, en todo… da igual que sea para hacer una cañería como para hacer la pata de una mesa, de verdad, hay mucho más conocimiento del que ustedes imaginan. ¡Sean Humildes! Pónganse a estudiar. (Si es optimista por ser liberal) Yo soy socialdemócrata. El liberalismo no puede ser conservador. Muchos de los que se llaman liberales ahora son conservadores. Son personas que tienen terror al cambio. En un momento como el actual, en que Internet ha revolucionado todo tanto, como en otros momentos el descubrimiento del fuego o de la rueda, el liberal tiene que demostrar ente todo apertura; fidelidad a la unidad indisociable de la justicia y de la libertad. Tenemos libertad porque amamos la justicia. Tenemos justicia porque amamos la libertad. Hay toda una serie de insensatos, que bien por misantropía, es decir, por odiar al hombre u odiarse a sí mismos, bien por ignorancia, bien por otro tipo de resentimiento, ignoran esto y entonces dicen ¡No! ¡Yo no quiero libertad, yo lo que quiero es igualdad! Y tú les preguntas ¿de zapatos? ¿Tamaño de la nariz? ¿Color del pelo? Nadie gana nada con la igualdad en esos términos. La única igualdad que podemos sostener es igualdad ante la ley… es decir, que antes hemos votado unos preceptos y todos, ¡todos!, los va a obedecer, desde el que más manda al que menos manda. ¿Y qué si no lo obedecen? Pues a la cárcel. El mundo va a mejor, a mucho mejor. Lo que pasa es que sigue habiendo estos juzgadores, estos que ponen en la puerta de su casa, aunque sea implícitamente, odio todo, salvo a los que odian también todo, que son mis amigos. Bueno, pobre gente. Nuria, veo que me estoy enrollando como una persiana y no hay manera, no hay forma de decir cosa que valga la pena si se intenta hablar de todo a la vez. Yo estoy intentado hablar de todo a la vez, con lo cual podemos cortar…

………………………………






(Sorprendió que escribieras sobre los enemigos del comercio) Era una asignatura pendiente mía, estudiar teoría económica e historia económica. La tenía pendiente y empecé a coger al toro por los cuernos a finales de los años noventa. Me ha venido muy bien, igual que la época que dediqué a química, física y matemática contemporánea, que está plasmada en Caos y orden. (¿La portada fue idea tuya?: Quentin Matsys, Jesus Chasing the Merchants from the Temple) No, la portada es idea de Guillermo … que era mi editor antiguo. Es muy gracioso que Jesús expulsa… dice habéis hecho casa de comercio la casa de mi padre, pero claro, el Templo de Jerusalén recibía peregrinos de todo el mundo antiguo y los peregrinos, para hacer las ofrendas, porque Yahveh lo único que aceptaba era ofrendas de sangre… esa gente que llegaba de los cinco rincones del mundo necesitaba, para empezar, cambiar sus monedas para poder comprar un palomo, una vaca, una oveja… que es lo que sacrificaban a Yahveh. Es lo mismo que si ahora yo me voy a La Meca y a la gente que le da vueltas al monolito le digo ¡no, aquí no se mueve nadie! Realmente se cabrearían bastante los islámicos…
¿Hasta qué punto se puede trabajar un libro que ya se desencuaderna? No hay forma de mantenerlo unido [Simon Sebag Montefiore, Stalin: The Court of the Red Tsar]. (¿Cuántas veces lo has leído?) Las necesarias para ocasionar esta severa destrucción. Gracias a que murió Stalin no exterminó a los judíos masivamente, como lo había hecho Hitler, pero él preparaba una de millones.
Este es una maravilla. Elie Halévy es probablemente el mejor historiador en el primer tercio del siglo XX. Esta Histoire du Peuple Anglais au XIX Siecle… Además Halévy era bilingüe y vivió gran parte de su vida en Inglaterra… Siete tomos sobre la historia del pueblo inglés en el siglo XIX ¡Toma castaña! Estos son eruditos de verdad, no eruditos a la violeta. (¿Crees que sirve de algo la historia?) No hay otra. No hay más regla para el hoy que conocer qué pasó ayer.
Este es un libro muy interesante en dos volúmenes, de Troeltsch (Ernst Troeltsch, The Social Teaching of the Christian Churches), que permitió a Max Weber… era íntimo de Weber… como Troeltsch se dedicó al estudio de las primeras sectas cristiana, eso permitió que Weber concentrarse su atención sobre otros factores, como el capitalismo, el espíritu del capitalismo y su relación con la ética protestante, o los estudios de economía o de derecho. Es un caso de dos íntimos desde el colegio que se van apoyando, sabiendo que hay que hacer un gran trabajo sobre el conocimiento y dice tú te encargas del lado izquierdo y yo me encargo del lado derecho.
Algunos de los tomazos de El Capital… ¿donde está don Carlos? Aquí está. Yo creo que debo ser uno de los pocos españoles que se lo ha leído y no una vez, sino muchas. A Mao Zedong, cuando fue a ver a Stalin, en el cuarenta y nueve, le preguntó Stalin ¿Qué tal tu lectura de Marx, y dice bueno, yo he leído El Manifiesto… y dice ¿y El Capital?... Dice nooo… Y Mao es el gran teórico del materialismo dialéctico… y Stalin confesó yo tampoco. Y aquí estamos mandando y los demás obedeciendo. Todo eso que se llama el algebra del capital, que es un santo camelo, lo que se llama plusvalor o plusvalía, que es una magnitud no cuantificable y, por tanto, una no magnitud. Aquí vemos la letra, que es muy interesante… una letra imposible… es peor que escritura cuneiforme. Nadie la entendía. Sólo la familia y Engels. Es ridículo, es ridículo. Y luego se le ocurrió, por única vez en su vida, cuando ya se le habían muerto de hambre tres hijos, por falta de trabajar él, claro, le convenció Engels, vamos a ver si te empleas como escribiente de correos… fueron allí, le vieron y dijeron ¿escribiente con esa letra? Primero aprenda caligrafía y luego ya veremos.
(¿De Rousseau también tienes?) Ha hecho mucho daño. Parecía que hacía mucho bien. Le hicieron caso Robespierre, Saint-Just, todos los guillotinadores… Porque a partir de ahí vienen todos los males. Matas a Luis XVI y a María Antonieta y, poco después, matas a la familia del zar, a la zarina y a cinco hijos. Hay que ser asesinos, cobardes, con bayonetas matar a cuatro niñas y a un niño ¡hijos de la gran puta! ¡Qué vergüenza, qué vergüenza! Sin embargo claro, héroes... Dice Trotsky ¿cómo íbamos a dejar vivos a la familia del zar? ¡Así demostrábamos la seriedad de nuestra empresa!
Eso es Les Thibault, de Roger Martin du Gard, a mi juicio la mejor novela escrita. Le dieron el premio Novel en el año veintisiete. El mejor relato sobre causas y consecuencias de la Gran Guerra, de la Primera Guerra Mundial.
El tabú es muy peligroso. Yo, por alguna razón, he cogido los dos temas tabús del siglo XX, las drogas y el comunismo. Y aunque en principio debería agradecérseme que he convertido una cuestión meramente sensacionalista o desinformada, en una cuestión… el uno son dos mil páginas, el otro van a ser tres mil, viendo las fuentes y haciendo una selección de los datos para que las personas realmente puedan saber qué es lo verosímil y qué es lo no verosímil… Esto, que podría haber sido una fuente de gratitud para mí, se ha convertido en lo contrario. Me tiré una condenorra por lo primero y vamos a ver si lo segundo no me cuesta un incendio local. Abordar los dos temas tabús del siglo me enorgullece. Me parece que tenía que hacerlo y moriré, sin duda, mucho más tranquilo. Las personas no quieren saber nada parecido a la verdad sobre el tema. (¿Por qué?) Sería muy largo. Para eso he escrito todas esas páginas sobre las drogas. Treinta ediciones. Solamente ponerlo en inglés, en alemán y en italiano es el trabajo que les queda a mis hijos para poder vivir de las rentas lo que les quede de vida. Ese, como es natural, no está subrayado (es la Historia general de las drogas). Cincuenta y cinco mil entradas tiene el índice analítico. Es la conspiración del silencio en materia de drogas. Lo mismo pasa con el comunismo. Cuando te pones a investigar ¿de dónde viene esto? ¿Quiénes lo han defendido? ¿Cuáles son sus razones? ¿Cuál era su vida familiar? ¿Eran ricos… pobres…? ¿De qué vivían? Eso no… una vez que te pones a ello dices no, esto no interesa a nadie, esto es una indiscreción. (¿Cómo explicas esa admiración de tantos intelectuales, sobre todo franceses, por los totalitarismos de izquierda?) Tremenda, tremenda… es criminal, es criminal. Sartre, por ejemplo, que mintió sistemáticamente diciendo que había actuado con la Resistencia, nunca hizo nada con la Resistencia. El que sí hizo, por ejemplo, fue MalrauxMalraux fue coronel de la Resistencia y no fue fusilado de milagro por los nazis… los mismo Camus. Sin embargo cuando nombraron un tribunal en Francia, en el año cuarenta y cinco, para depurar responsabilidades de colaboracionistas, la presidencia tendría que haberla tenido Malraux, que declinó formar parte del tribunal. Luego se lo ofrecieron a Camus, que declinó formar parte del tribunal. ¿Quién presidió el tribunal? Jean Paul Sartre, el único que no había dado palo al agua.
Una maravilla poco conocida, Jonathan Ott; este es el único libro sobre drogas comparable con el mío, Pharmacotheon; plantas enteogénicas, sus fuentes vegetales y su historia. Abundantes notas que pueden ocupar diez y veinte páginas, de una letruja… con todo el aparato químico. Y esto es sólo sobre las plantas de la familia que podemos llamar de viaje, alucinógenas.
Esto lo debes recordar tú, de El Escorial, porque allí estaban (Alexander Shulgin, Tihkal: La Continuation y Pihkal: Una Historia de Amor Químico). Estos dos se descubrieron unos dos mil fármacos nuevos de la familia psicodélica… Venían químicos y no tenían ni idea… les decía ahora coges un sulfato… y decían ¿cómo un sulfato de flúor… cómo hago un sulfato flúor…? (¿Y quiénes son? Cuéntanoslo) Alexander Shulgin, familia rusa; primero trabajó como químico de la CIA en los planes secretos para afectar a Fidel Castro, a Sukarno y gentes así… mandarles drogas y volverles locos. Luego se dio cuenta de que eso estaba muy mal y se convirtió en uno de los grandes químicos de la fraternidad, de los hippies. En triptamina se han descubierto más de mil variantes de fármacos en uso y en feniletilamina más de setecientos, y esta es una cuestión química que está todavía por ver qué demonios de relación hay entre las estructuras químicas y el efecto que tienen sobre la emoción y la percepción humanas. Es en gran medida un asunto del cual tendremos que enterarnos poco a poco, con honradez de estudiar y no de pontificar. (Una historia química de amor…) El obtenía una droga y la probaba consigo mismo, luego se la daba a su mujer y teníamos un pequeño grupo de siete u ocho, que éramos el grupo experimental, y luego "Sasha" nos lo mandaba y decía a ver qué tal, y experimentábamos con dosis bajas, medias y altas de cada una… y también él recomendaba mezclas de unas con otras.

Yo llevo este diario, que les permitirá pagar sobradamente mi entierro... Los raros momentos en que se me ocurre algo que pienso que vale la pena lo apunto… Sobre todo mi régimen de drogas. (Tu diario se publicará póstumo…) Seguro que será un best seller. Estoy haciendo un experimento cuyo objeto soy yo mismo. Tengo un par de personas más. Hace tres años las había desahuciado por cáncer el médico y entonces empezaron a tomar lo que yo tomo y ahí están, vivitas y coleando y tan contentas. (¡Ostras!) Yo no lo publico antes de morirme porque temo que venga una turba gris a quemarme la casa. Yo tengo la regla de no releer nunca lo que he escrito, pero ahora se puede hacer un cambio. La excepción confirma siempre la regla: para no acabar en un pataleo patético ante la Parca, ir envejeciendo debe usarse para aprender el desapego, reduciendo paso a paso un instinto de conservación que nos ayudó a sobrellevar dificultades, pero resulta progresivamente absurdo. Cuando la vida se despide de ti, lo mejor que puedes hacer es decir tú: yo también, ¿eh?, hasta luego. Es tremendo ver gente que la vida se despide de ellos, como ¡ah, esto no lo puedo decir! Y de repente se aferra especialmente a ella y te dice: ¡pues ahora es cuando quiero vivir…! Resulta que tiene un cáncer horrendo que se lo va a llevar y ¡pues ahora voy a luchar! Pero si ya tienes ochenta años… ¿por qué…? (Quizá es inevitable… somos así…) Yo espero no ser así, pero hasta el último momento no se puede decir, porque podría ser como una bravata… Ya veremos.


………………………………


(Y aquí tienes los libros que necesitas) Aquí están todos los libros que necesito. Alguno anda en el suelo por ahí, pero la mayor parte está, sí. (Estos libros los tienes subrayados) Claro. Ahora vamos a ver cómo los subrayo unos y otros, si te parece. (¿Tienes un orden?) Poco. Empecé uno alfabético que no se pudo acabar de cumplir.
Por ejemplo aquí empezamos con cuatro de Fichte, que no los tiene ni su padre.
Luego no debía está Schelling, porque la letra ese no va con la efe, pero como Schelling era el discípulo directo de Fichte, pues no hay más remedio que tenerlo…
Por ejemplo mi edición de la Fenomenología del espíritu… Esto es una cita de la Enciclopedia de las Ciencias Filosóficas que he decidido añadir al epígrafe de la consciencia, que no es un epígrafe; es la sección quince del libro uno… (¿Por qué dicen que Hegel es lo más complicado de entender?) Porque él sólo aprendió a escribir cuando ya estaba cerca de morir. Ya sabes que Hegel murió porque le trajo la mujer el cólera. La mujer de Hegel y la mujer de Fichte iban a hospitales de la guerra austro-prusiana, del treinta. Entonces, de ir a los hospitales, había una plaga de cólera y los pobres dos grandes catedráticos de Berlín, Hegel y Fichte, murieron en veinticuatro horas. Era la mente más profunda, centelleante y, claro, como no sabía escribir el lector padece doblemente; no sólo es la enorme profundidad… Te en cuenta que lo que Hegel intentó es hacer visibles las fuentes del movimiento. Es muy fácil ver una cosa movida, pero no suele ser visible el resorte que la mueve. La filosofía hegeliana es un intento de reflexionar sobre el resorte dinámico de las cosas y eso es algo así como hacer visible lo invisible. Eso es lo que hace tan difícil a Hegel, pero también lo que le hace tan esencial, porque es el único pensador que en vez de ver cosas fijas, ve flujos, ve devenir en vez de ser… o nada, que es lo que ven los otros. Los franceses del año cincuenta al sesenta hicieron un trabajo extraordinario; traducción, edición, sobre todo ediciones bilingües… por ejemplo estas, las de la Pleiade son excepcionales.
Es curioso que a Gallimard lo persiguieron por colaboracionista al final de la Segunda Guerra Mundial, aunque es el hombre que editó a Sartre y a Camus y a Simone de Beauvoir… que no sé si sería muy reaccionario. Platón es el hombre más profundo que ha producido la humanidad en términos de pensamiento, porque su idea de la idea no la hemos superado.
Luego va a venir Aristóteles y va a decir una cosa muy interesante y muy pertinente, que es que la idea siempre pertenece a lo universal, pero que había que tomar en cuenta también el sector de lo real que podemos llamar lo particular, y eso es lo que es el concepto. La idea es la parte universal y el concepto es la idea realizada, la idea práctica, la idea consumada, esto y aquello. La edición de Tricot del la Metafísica… es una edición bilingüe de Aristóteles, aquí tenemos al padre de todos: hay en la naturaleza como entre los animales una inteligencia, causa del orden y del arreglo universal. Hasta aquí uno no empieza a saber que si no sabe afondo de una cosa, no sabe nada de esa cosa. Solamente acercarse nos cambia la postura del turista este que va a Port Aventura al turista que se pasea por la Luna. Este es el libro posiblemente más influyente jamás escrito en la historia de la humanidad, Physique de Aristóteles; son el total ocho libros. Por primera vez se dice que el movimiento es el tránsito de los posible a lo efectivo, el tránsito de la potencia al acto; νέργεια es “en έργων”, puesta en marcha, que también es puesta en límites. Esto es de un amigo que se lo compró al mismo tiempo que yo y no llegó a abrirlos. Están pegados al mío. ¡Qué raro, digo yo! Tengo la Física y no la tengo ni abierta. ¡Qué vergüenza, qué vergüenza! ¡Me han pillado!
(¡Qué divertido Suetonio!) Esta es una obra preciosa. Es una edición de Gredos admirable y bilingüe, claro. Y sobre todo son utilísimas las notas, porque son las divergencias del texto; como hay más de una copia resulta que unos dicen fu y otros dicen fa.
Esto es otra maravilla absoluta, es probablemente el libro de historia más… Ab Urbe condita, Tito Livio, Desde la fundación de la ciudad: Hemos perdido las virtudes que nos llevaron a dominar el mundo, es irreversible nuestra decadencia, se acabó la virilidad, se acabó la dignidad. Así empieza Tito Livio; bastante triste, pero es que tenía razón. Es que Roma entraba en una crisis irreversible.
¡Ah! ¡Aquí encontramos a los viejos poderosos! (Max Born, The Restless Universe) Este libro lo compone Born para que lo vayas abriendo así (hojea las páginas rápidamente para observar la “evolución” de una sucesión de dibujos) y lo vayas viendo… ¿te das cuenta cómo se va modificando? De vez en cuando te ruega que hagas esto y entonces le alivias a él en su propia exposición. Este es un libro fundamental. Esta es la base de la física cuántica. Heisenberg y él son los formuladores de la física cuántica… el principio de indeterminación. Es bonito el título: El universo inquietoque no se cansa.
Immanuel Kant en doce tomos, preciosa… Esta es la casa del tío que tiene los libros más aburridos de España; son los libros más aburridos de todos.
Es hombre que yo más he leído y que más admiro y que también lo tengo destruido, Freud. (¿Cuántas veces has leído este libro?) Fíjate que es a doble columna, con letra tipo del seis; ¡toma castaña! Yo a este lo admiro tanto como a Hegel. Para mí Freud, Hegel y Aristóteles son los tres maestros del género humano. Y es el mapa del psiquismo. Hasta entonces el psiquismo era un hablar por hablar, y el tío dijo inconsciente, preconsciente, súper yo, yo… es abrirnos un mundo, es como el descubrimiento de América, pero de nuestra América. Cambió el mundo. Le dijo a la humanidad: oye, ahora estáis enfermos todos de hipocresía; de cada diez mujeres, siete son histéricas, tienen síntomas de histeria de conversión… Ahora no hay ni una, salvo en el mundo musulmán, que abundan, por supuesto… Tienen los mismos síntomas de parálisis, etc., que tenía las histéricas europeas a finales del XIX. Ahora, en el tomo III de Los enemigos del comercio pago al fin mi deuda con él y le dedico un capítulo entero.
Están todos, sí, de Leibniz, de Ortega, Zubiri, Bakunín. Ortega es mi maestro total, sí, sí, y le adoro a Ortega.
Lecciones sobre la Filosofía de la Historia Universal (Leçons sur la philosophie de l'histoire, G. W. F. Hegel), esto es una maravilla. Posiblemente el libro más brillante de Hegel.

Después de Aristóteles, Hegel y Freud, este en cuarto lugar, David Hume, un solo hombre, Historia de Inglaterra, seis volúmenes, le hizo famosos, se vendió mucho, le vino muy bien. Es un poco parecido al Historia de las drogas mío. A mí me sacó de pobre y a Hume también. Son las clásicas obras que el lector normal está deseando comprase y leer.