Páginas vistas en el último mes

miércoles, 10 de mayo de 2017

Antonio Escohotado – Los Enemigos del Comercio III | La obra de mi vida



28 noviembre 2016

Tenía que entender por qué había sido tan rojo. Tenía que entender por qué otros, también, lo eran igual que yo lo fui, y como no sé entender más que viendo cómo las cosas nacen y cómo las cosas siguen, pues me puse a esta titánica cosa de ir viéndolo en detalle. Me propuse en la página uno del tomo uno: voy a contextualizar a todos los que encuentre diciendo que la propiedad es un robo y el comercio es su instrumento. Finalmente, diecisiete años después, ahí está. El milagro me ha permitido llegar al año mismo de publicación del libro. Me alegro.

Sin duda es la obra de mi vida. Además es el momento en que más he conseguido combinar lo que hay de curiosidad, lo que hay de estudio en mí, con lo que hay de expresividad y de cultivo de la expresión…

27 noviembre 2016

La Revolución Rusa era en principio una revolución de reparto de la riqueza, pero nunca se llegó a repartir la riqueza. Fue incautada toda ella. Luego, cuando hubo que hacer fábricas e invertir, resultó que no había un solo penique. Ni siquiera había conocimiento, know-how, porque fue interrumpido ese reparto por el factor previo de la eugenesia, de la depuración ideológica.

Es frecuente decir que Marx se sentiría muy decepcionado con Lenin y con Stalin y con Mao y con Fidel. Yo estoy absolutamente convencido de que la sensación de Marx habría sido: Dios mío, hemos estado a punto de dominar el mundo completamente como yo quería.

26 noviembre 2016

Hay una era totalitaria que llega con Lenin. A esa era luego se apuntan muchísimos. El más hediondo y más parecido al propio Lenin y a Stalin es Hitler, pero hay muchos más. Está Mussolini, José Antonio, Oliveira Salazar… Ahí no se para. Siempre desde la perspectiva totalitaria.

El mesianismo es una constante de los enemigos del comercio. Los enemigos del comercio lo son impulsados por una fe mesiánica. Va a venir un señor que ponga últimos a los primeros. Va a traer un juicio. El justo va a quedar complacido por la condena del injusto.

25 noviembre 2016

El ensayo real de comunismo es desde el siglo V hasta el siglo XIII. En esos ocho siglos es donde realmente cunde una sociedad comunista, por supuesto muerta de hambre y de lepra… Pero es lo que procede.

Devora el lugar donde se instala, justamente porque viene a traer el paraíso. Y ese paraíso es la más tremenda de las ironías, la más burda de las burlas… Pero esto sólo se sabe a posteriori. A priori no se sabe.

24 noviembre 2016

Reconozcamos que el comunismo es un perfume embriagador para la juventud y para muchos tipos de personas. Me he ido dando cuenta de cuáles son los temperamentos más receptivos a este paraíso terrenal que viene acabando con el tuyo y el mío. En mi propio caso he sido más rojo que la muleta de un torero. Es evidente que tiene un gran encanto. Es curioso que un perfume tan exquisito acabe siendo una quintaesencia de la putrefacción más intolerable.

Pues cada vez que se ha aplicado, igual que en la Alta Edad Media y luego en la Unión Soviética o en la China de Mao o la Camboya de Pol Pot, una emanación hedionda, literalmente hedionda, que implica asesinatos en masa, la privación de los más elementales derechos, el fin de la compasión humana, el hecho de que se eterniza la discordia… Justamente lo que las personas de paz y conocimiento no quieren.

23 noviembre 2016

Hay como una aceleración del tiempo. Esto se menciona mucho. Es como una intuición que tenemos. Probablemente no se podrá demostrar. Probablemente es un sofisma. El tiempo no se acelera. Lo que pasa es que cuando lo ocupan muchas acciones en un momento de aceleración vertiginosa de las comunicaciones, en un momento de explosión demográfica… Si se unen las dos cosas parece que la realidad está más llena que en otros siglos. Sobre todo es un defecto de nuestras fuentes de información. Si yo hubiera sido un ciudadano de Atenas en tiempos de Sócrates, lo tendría aquello realmente muy clarito y muy denso. Aunque aun así vivimos un mundo donde no es la Atenas de Pericles. La Atenas de Pericles se ha multiplicado por diez mil o veinte mil en todo el orbe.

La sorpresa que me he llevado con el tomo tres es que se me ha ramificado mucho la historia y hay muchísima atención a muchos detalles, sin perjuicio de que sigan siendo detalles relativos a la conciencia roja, que sigan perteneciendo a la órbita que podemos llamar de enemistad hacia el comercio.

No hay comentarios: