Páginas vistas en el último mes

viernes, 12 de mayo de 2017

Antonio Escohotado, Sexo, Drogas, Rock and Roll, etc. (con Jorge Drexler1 y “Amarna Miller”2)


Antonio Escohotado: Y tenemos otra cosa en común, aparte de drogas, sexo y rock and roll. Los tres no le haremos asco a tener mucho dinero, pero no consideramos que el éxito de nuestra vida sea tener mucho dinero y, al mismo tiempo, hemos ido teniendo suficiente para ir tirando. Estas tres cosas rara vez se contabilizan o coinciden.
A. E.: … Eso es ignorar una y otra vez que el único camino es el del medio. El acierto, aunque uno lo tiene y es visible en cada instante, pues uno no quiere, uno es caprichoso. Uno ha aprendido a vivir desde un niño que no tenía y lloraba para tener y, como no sea que te adiestres en la paciencia de lo negativo, te vas a quedar siempre unas veces contento, porque has llorado y han venido, y otras descontento porque no vinieron.
A. E.: ¿Te acuerdas de que Hume decía que es ser humano había nacido con un solo defecto genético seguro, que era el cortoplacismo? Se le da más valor, se está más dispuesto a pagar más dinero por una cosa ahora que por una cosa pasado mañana, aunque esa cosa no la va a usar uno ahora.
A. E.: (El largo plazo en el profesional de la pornografía…) Me encantan esas preguntas. Yo también te las voy a hacer.
A. E.: (No ser tanto actriz porno, sino más bien Amarna Miller) Me parece muy bien, porque tú vas a conseguir ser una empresa que se llama Amarna Miller. Yo también soy una empresa que se llama Antonio Escohotado y él es una empresa que se llama Jorge Drexler. Eso somos, unas empresas muy cómodas, porque no somos ni SL ni SA… Pero lo somos. Somos auto-empleados.
A. E.: (A Miller) ¿Trabajaste con Vidal3? Yo lo veo a él un poco bruto. Creo que o a posta o no. Trata a las mujeres de una forma un poco bruta. También tiene un propagador titánico que le permite… (Aparece un gato) Este es un caballero. Este tiene mi edad. Se llama Lucas. (A Miller) Yo no me había dado cuenta de que tú no eras rubia… es un pelo colorado… Es que yo soy daltónico, coño. Yo diría que la libido, la libido actual, la libido en busca de orgasmos, muy centrada, genitalizada… esa tiene una época en la vida, siempre sana y que cuanto mejor la ejercites más tranquilo estás y mejor te va la vida. Contribuye también al amor propio. Estar ceñido por orgasmos es mejor que estar ceñido por cilicios. (El ejercicio libre de la sexualidad por las mujeres…) Total, lo que pasa que es sois el mismo porcentaje de la humanidad que hace quinientos años. Eso es lo inquietante del tema… ¿Por qué demonios sólo ahora, y yo diría que en gran medida ayudados por los varones occidentales, la mujer ha accedido al régimen de igualdad o, incluso, lo que se llama discriminación positiva? ¿Por qué sólo ahora? (Habla Miller…) ¿La discriminación positiva es igualdad? (Habla Miller) ¿Y para igualarnos qué necesitamos bonita? (Habla Miller) ¿Y tú le ves un plazo a la discriminación positiva? (Habla Miller) ¿Cuál es la dirección correcta? (Habla Miller) ¿La discriminación positiva indefinida o no? (Miller) ¿Cuánto de no indefinida? (Habla Miller) Discriminación positiva es sentirse favorecido por el rencor de clases. (Habla Miller) ¿Qué más se puede hacer en la discriminación positiva? (Habla Miller) La discriminación es discriminación. No queremos discriminación (Drexler: ¿la enfermedad de la discriminación se cura con discriminación?) Genial… rápida y directa. (Drexler: la palabra discriminación no me gusta) ¡Hombre! Ni a ti ni a los legisladores. Es la palabra injusta por excelencia. (Drexler: ¿hay discriminaciones buenas?) No, no hay discriminaciones buenas. Es como decir que el no ser es mejor que el ser, que el no hacer es mejor que hacer…
(Miller: si la mujer ha de reapropiarse de la fantasía sexual…)
A. E.: ¿Cómo la reapropia?... Por fantasía queremos decir también una imagen a la cual va adherida una carga de libido… Sin la carga de libido es una imagen más. Tiene que producir que las mujeres se humedezcan y que los hombres ereccionen finalmente. El problema que hay en la personalidad autoritaria es que no sabe jugar. Si pierde se enfada demasiado y si gana se lo toma con soberbia. No sabe jugar y sólo sabe guerrear. El problema de la personalidad autoritaria es que se difunde en todas partes y se concentra casi mágicamente en el victimismo de todo tipo, de toda raíz. Es como una magneto que atrae las limaduras de hierro.
A. E.: (Drexler: ¿la demografía, índice del éxito y peligro definitivo?) Morir de éxito. Disolvernos como una pavesa entre nuestras basuras. (¿Quién va a parar? ¿Quién va a dejar de querer?) Pues ahí está. Hasta ahora ha sido lo inconsciente lo que nos ha guiado. Yo no diría que hay que dejarse guiar ciegamente por lo inconsciente, por lo que las cosas van siendo. Yo llamaría a lo inconsciente lo a posteriori, para ponerlo más clarito. (¿Por qué a posteriori?) Bien que me preguntes eso, pero yo lo veo un poco diferente, porque si tú defines una cosa como inconsciente es porque realmente no la dominas, no tienes consciencia sobre ella y entonces tú no la puedes captar a priori. Siempre llegas después. Siempre viene como una lección de lo que resulta que fue. Pudo ser otra cosa, pero fue eso. Sin duda existe, pero no para nosotros. En el mundo luego viene la veleidad individual del deseo. Eso gobernó desde siempre ¡gracias a Dios!, porque si no vendrá un tío que nos diga qué hacer. Y ese tío resulta que donde operaban cien millones de neuronas, operan sólo las suyas, que casualmente son doscientas treinta y una. (Internet…) Digamos que la distancia ha sido cancelada. La evolución de las comunicaciones ha cancelado la distancia, de modo que ahora la distancia es moral, personal, temperamental, pero las señales viajan en paquetes gigantescos a la velocidad de la luz y esto es una animalada. Primero el almacenaje de los paquetes se ha solucionado prácticamente por completo; puedes mandar la Biblia con un algoritmo pequeñito y la pones en cualquier lengua en cualquier sitio, en todos los sitios, porque ahora Internet es todos los sitios. No habíamos tenido nunca un todos los sitios. (Internet y monopolio…) Y al comprar YouTube lo ha hecho ya eterno, súper bien financiado, le ha dado una vida sempiterna a YouTube y YouTube ya es la especialización de la red, porque es la red en vita, sonido e imagen se combinan. (Internet, pornografía y monopolio) Tu empresa está muy jodida (A Miller). En cambio en los ochenta estaba prosperando… (Miller: una sola empresa produce casi toda la pornografía) ¡Qué talento tienen los gringos! ¿Eh? Encuentran el negocio debajo de las piedras. ¡Qué bestias! ¿Pero son los dueños de los canales de distribución gratuita? La pretensión de control es la única forma de echar arena a los ejes del sistema. (Drexler: ¿debe haber una ausencia completa de control?) Los controles son difíciles de establecer, Jorge. Es evidente que hay que regular, pero hay que regular con sentido, con criterio… es difícil… es mucho más complicado que en la vida práctica… un padre de familia, una madre de familia van decidiendo día a día qué comprar, cómo decir a sus hijos… Cuando se trata de países de cientos de millones de personas, con la complejidad de movimientos que ahora tenemos y también, sobre todo, la complejidad de movimiento de información que ahora tenemos… (Descentralización… centralización…) Eso es la integración. Sinceramente no lo sé. Me parece que todo lo que no sea dejar que el organismo inmenso que hemos llegado a formar siga operando solo, siga basándose más en lo inconsciente que en lo consciente, no le va a hacer daño. Cada vez que veamos que realmente lo inconsciente nos lleva a un precipicio, pues tomamos medidas, pero entre tanto máxima mano abierta a la espontaneidad, a la innovación, a la creatividad… Y máxima severidad con todos los partidarios de la coagulación, de la obligación, de la censura, de la represión, del estancamiento. (El sector político…) No. El sector político es el inmovilismo mismo. Es la zona pura del inmovilismo, incluyendo a Podemos. Esa es la catástrofe que podemos solucionar con Internet, porque entonces ya no van a tener la ventaja de la inercia de que ya lo han hecho, están en la pomada… Internet te dice: no, no, nadie está en la pomada… ¿Sabes cuál es la pomada? El gusto público. Gánate el gusto público y esa es la pomada.
A. E.: (Drexler: el humano, parte del todo) La parte consciente del enorme inconsciente que ha producido esto… Jonathan, mi amigo, me decía que todos los cálculos que damos… el demográfico y de renta… están sesgados porque no introducimos la cantidad de recursos irrecuperables que se están gastando en cada momento. Contablemente es muy posible, con las máquinas… y estoy seguro de que se va a hacer. ¿Pero qué diferencia hay entre capitalismo y estado de cosas? ¿Qué diferencia hay entre capitalismo y lo que pasa, lo que hay? Lo que está pasando en todas partes ahora mismo, aquí y en el vecino y en los demás… ¿Qué diferencia hay entre capitalismo y realidad? No veo ninguna diferencia entre lo que llamamos capitalismo y lo que va siendo el mundo. Ni la menor diferencia. Hay una pequeña parte que protesta… (Drexler: ¿qué es mundo?) Realidad de las cosas, conjunto de las opiniones. No cuento con los virus ni con este de Australia, Ornithorhynchus… platypus…
***
Uncut scenes I y II (Votar comunista…)
A. E.: Antonio no tiene partido. ¿A mí sabes lo que me parece Podemos? Que hablan de coas huyendo hacia adelante. Por ejemplo si vamos a hacer un salario social, si vamos a repudiar la deuda… pues tenemos que tener unas reservas brutales para permitirnos eso o, si no, se nos corta la importación… y somos un país que importamos el setenta y tantos por ciento de nuestras necesidades y nos vamos a la mierda. Eso ya pasó en el treinta y seis, cuando le dieron el oro a Stalin, en vez de depositarlo en Londres o en París o donde hubiera mantenido la peseta y hubiera sostenido las importaciones… ¡No! Nosotros no estamos para bromas. Ya nos dieron un palo en 2008. Está muy claro el palo económico. Cuando viene el palo económico, pase lo que pase, las cosas valen menos, las casas valen menos, tus depósitos en el banco valen menos, tu sueldo baja… No nos interesa. (Podemos…) El éxito ahí fue…
***
Primer Orgasmo
A. E.: (Miller: revista El Víbora…) Maravillosa, sí… Tenían unos penes de este tamaño... tremendamente erectos, sí (Miller: atracción ferviente…) Y a mí igual… (Miller: ¿primer orgasmo de Escohotado?) Pues increíble. Es una vergüenza impúdica hablar de este tema, pero la verdad obliga. Yo me fui virgen a la Calle de La Ballesta a los veintitrés años… Un poco después empecé a follar con mi novia, muy mal, por cierto. (Drexler: ¿pero habías tenido orgasmos antes de los veintitrés años?) No… Me la había meneado muchísimas veces, pero esto fue distinto. Fui a la calle de La Ballesta y había unas tristes prostitutas, como suele haber en los bares, y más en aquella época de híper-represión, y al final acabé yéndome con una, que no me acuerdo como se llamaba… Yo diría que linda y morena… bah… ni guapa ni fea… Entonces ya se desnuda y me dice: ven aquí… Y me estuvo meneando el aparato. Metí el aparato y entonces me pareció todo muy peligroso… y digo huy, ¿tendrá alguna enfermedad sexual? Y decidí retirarme. Para cuando me retiraba ya venía la cosa. Así fue mi primer orgasmo. Entonces yo mismo me lo corté y quedó como una especie de cosa absurda. Y esa cosa absurda presidió por lo menos diez años de mi vida, intentando superar… Yo decía: esto no puede ser; esto que hablan, desde los trágicos griegos… esto no puede ser un calambrito. Y efectivamente descubrí que no, pero bastante más tarde. Hice un intento importante, me fui a Ibiza. Fue la primera vez que la metí. ¡Me pareció una violación esta pregunta, por cierto!

NOTAS

No hay comentarios: